logo nutricion deportiva

Lo primero que tienes que entender es que el ayuno intermitente NO es una dieta, sino que es un protocolo de alimentación. Es decir, unas horas en las que puedes comer y otras en las que ayunas. El más común es el de 16:8, que consiste en 8 horas durante las cuales puedes comer (normalmente se hacen 2 o 3 comidas) y 16 horas en las que se ayuna. 
¿Es para perder peso?
Pues depende. Depende de lo que comas a lo largo del día, ya que solo es un protocolo de alimentación, no una dieta. Por tanto, si practicas ayuno intermitente pero no estás en déficit calórico, no vas a perder peso ni grasa. 
Lo cierto es que al tener menos horas para poder comer, seguramente comas menos cantidad. Pero igualmente tienes que cerciorarte de que estás en déficit calórico si tu objetivo es perder peso y grasa. 
¿Y para ganar masa muscular?
No es lo más recomendable si quieres ganar masa muscular, ya que es más complicado llegar al superávit calórico cuando la franja horaria para comer es tan reducida, a no ser que seas capaz de comer las calorías que necesitas en ese tiempo! Todo dependerá de la persona. 
¿Es para ti?
Pues esto va a depender de los momentos en los que tengas más hambre en el día. Lo más normal es “saltarse” el desayuno, dejando de comer a las 22:00 y haciendo la siguiente comida a las 14:00, pero también se podría hacer “saltándose” la cena, haciendo la última comida a las 16:00 y la primera a las 8:00.

Yo lo recomiendo solo a aquellas personas que quizás se fuerzan a desayunar porque no tienen hambre, o que llegan muy cansadas por la noche y no les apetece cenar, pero siempre teniendo en cuenta las calorías y macros que necesitan de acuerdo a su objetivo y composición corporal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Ana Lombao
¿Te puedo ayudar?